28/4/16

Muguet en el bebé

muguet

ORAL Y EN LA ZONA DEL PAÑAL

Al cambiarle el pañal a mi pequeña, le vi que tenía el culete irritado y con una especie de eccema en los mofletillos. 
Hasta ahora había tenía el culete impoluto, y me mosqueo la cosa.
Se me encendió la bombilla y pensé en el muguet, que también lo habían tenido sus hermanos.




Los mayores tuvieron muguet, pero siendo más chiquitines, con 2 mesitos o así. Pensé que la niña había librado, porque ya tiene 6 meses, pero no, aquí no nos libramos de nada.  Al verle el culete así, le miré la boca, y efectivamente, tenia puntos blancos, que inocente de mi (parezco novata), pensé que eran restos de leche.  Era domingo, pero como ya sabía lo que les había dado a los peques con esto, fui a la farmacia y compré:
fungisdin_oral_gel
Fungisdin oral, para darle en la boca y yo darme en los pezones.
nutra-nutraisdin-af_0
Para el culete: Esta crema de ISDIN, Nutraisidin AF es buenísima, tiene miconazol, antimicótico.
canesten-1-crema-30-g
Para el culete: Canesten crema 10mg/g, con clotrimazol, otro antimicótico.

En dos días mejoró muchísimo, pero hay que seguir el tratamiento una semanica, para “rematar” bien a los hongos.

En la página de Webconsultas, nos lo explican muy bien:

Muguet oral: la candidiasis bucal del bebé

El muguet o candidiasis bucal es la infección del área oral por un hongo llamado Candida albicans, y es un problema muy habitual en los bebés, especialmente en recién nacidos y hasta los seis meses.

Causas del muguet oral

El muguet oral del bebé se debe a la infección por un hongo llamado Candida albicans. Este hongo se encuentra de forma habitual en la boca y en el tracto gastrointestinal, donde generalmente habita de forma inofensiva, sin producir ninguna patología. Sin embargo, la inmadurez del sistema inmunológico de los recién nacidos les hace más susceptibles a que este microorganismo les produzca una infección.

La cavidad bucal del bebé es un lugar de adquisición habitual de gérmenes. Desde que el bebé nace, la boca es el órgano principal a través del cual empiezan a reconocer el mundo (antes incluso que la vista o el oído) ya que pasan la mayoría del tiempo succionando. Ya sea a través del pecho de la madre, de la tetina de un biberón o de un chupete, la succión es prácticamente continua, incluso cuando el bebé duerme. Y cuando son un poquito mayores se llevarán todos los objetos a la boca.

Esto puede ocasionar pequeñas pérdidas de continuidad en la mucosa bucal, que asociadas a cambios del pH de la saliva pueden ser el caldo de cultivo perfecto para que el microorganismo que entre en contacto con el bebé cause una infección. Como la Candida está presente de forma habitual en nuestro medio, incluyendo todo aquello que el bebé se lleva a la boca, el contagio es muy sencillo.

Otra de las posibles vías de transmisión del muguet oral, en el caso de los bebés recién nacidos, es a través del canal de parto cuando la madre tiene candidiasis vaginal. Esta es una afección relativamente frecuente en el embarazo, por cambios en el pH del área genital que facilita la activación del germen dando lugar a un flujo vaginal blanquecino y espeso. Habitualmente las medidas de asepsia que se toman durante el parto hospitalario impiden que la infección llegue al bebé.

Finalmente otra de las causas que puede dar lugar a la aparición de muguet es la administración prolongada o a dosis elevadas de antibióticos, por ejemplo los que se utilizan para tratar la otitis y la faringitis. El tratamiento antimicriobiano puede causar una traslocación de la flora bacteriana habitual de la boca, dando lugar a la reactivación de Candida y aparición de muguet.

Síntomas del muguet oral

El muguet oral se reconoce de forma muy sencilla, ya que las lesiones son muy características. Aparecen placas blanquecinas y espesas, adheridas a la mucosa de la lengua y cara interna de las mejillas, que no pueden retirarse con agua. Tiene el aspecto de yogur o leche digerida.

No suele cursar con fiebre, aunque para el bebé puede ser molesto, ya que puede dar ardor y malestar y por lo tanto, rechazo de la alimentación y alteración del sueño. Las lesiones suelen limitarse a la boca, aunque en ocasiones, en los cuadros más llamativos, puede extenderse también hacia la faringe, dando lugar a afonía. Esto es menos habitual.

Aunque la infección por Candida suele manifestarse por lesiones en la zona bucofaríngea del bebé, también pueden aparecer en el área perianal. En este caso hablamos de ‘candidiasis del pañal’ y se presenta clínicamente como enrojecimiento perianal intenso, con los bordes en relieve y lesiones satélite (lesiones muy eritematosas o rojizas alejadas de la lesión principal).

En ocasiones cuando un bebé tiene muguet oral acaba desarrollando también candidiasis del pañal, ya que los hongos pueden pasar de la boca a la zona del pañal a través del aparato digestivo.

Prevención del muguet oral del bebé

Dado que en la mayoría de ocasiones la infección se contrae a raíz de lo que los niños se llevan a la boca, la mejor forma de prevenir el muguet oral es con una adecuada higiene de todos los productos que utiliza el bebé. Si el niño toma únicamente lactancia materna (como la OMS recomienda de forma exclusiva hasta los seis meses) no hay ningún problema, ya que la madre únicamente debe seguir su higiene habitual de la zona del pecho, que es la parte que está en contacto con la boca del niño. No se recomienda utilizar para la higiene del pezón ni alcohol ni otras sustancias agresivas que pueden favorecer la aparición de grietas. Con agua y jabón neutro durante la ducha es suficiente.

Ahora bien, cuando el niño toma biberón o hace uso del chupete es recomendable el lavado frecuente de las tetinas, esterilizándolas también cuando se trata de un bebé muy pequeño.

Asimismo, para la prevención del muguet oral hay que recordar que no sólo que hay lavar bien los enseres del bebé, sino que es aconsejable un lavado frecuente de manos de los padres o personas que se encarguen del cuidado del niño. Hacer del lavado frecuente de manos una rutina no sólo evitará el riesgo de contraer infección por Candida, sino también por otros microorganismos que se transmiten por contacto directo. Además, la mejor manera de que los niños aprendan hábitos de higiene personal es por imitación de las personas que tiene alrededor.

De todas formas, si el bebé tiene muguet no pensemos que es por culpa de los padres debido a una higiene deficiente. En realidad la Candida es un germen tan ubicuo y con una distribución tan generalizada que muchas veces es imposible de evitar.

Tratamiento del muguet oral en bebés

La candidiasis bucal del bebé es una infección banal que suele responder muy bien a un tratamiento adecuado. Aunque los síntomas pueden angustiar a los padres, se suele solucionar en poco más de una semana.

El tratamiento del muguet oral consiste en aplicar tópicamente sobre las lesiones una sustancia antifúngica, que tiene el mismo efecto que tienen los antibióticos sobre las infecciones bacterianas. Se suele utilizar Miconazol o Nistatinatópica.

Para ello se impregna una gasa estéril o un bastoncillo de algodón con el fármaco, y se aplica dando pequeños golpecitos en las áreas afectadas. Por lo general se suelen recomendar tres o cuatro aplicaciones al día durante 7-10 días. Para que el tratamiento del muguet oral sea más efectivo es mejor administrarlo media hora antes de la toma o inmediatamente después de ésta.

Muchas veces la dificultad reside en poder aplicarlo bien en bebés pequeños que se mueven continuamente. Por ello existen en el mercado varias formulaciones, algunas de ellas en gel, que facilitan la administración del producto.

A partir del tercer o cuarto día de tratamiento las lesiones empiezan a mejorar e incluso desaparecer; sin embargo hay que mantener la pauta inicial aunque dé la sensación de haberse curado. De otra forma se favorecería la reaparición de los síntomas (recidivas), lo cual que en el caso de la candidiasis es bastante frecuente.

 
muguet2

¿Vuestros bebés han tenido muguet?, ¿cómo se han curado?

2 comentarios:

  1. Muy interesante articulo y gracias por compartir la información
    Un saludo

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! ♥Gracias♥

Post antiguo Home