22/2/18

Yoga

yogaequilibrio de cuerpo y mente

Nunca había practicado yoga, y lo he descubierto, y si, he de decir que soy “yogadicta”.

Estoy más flexible, más fuerte, he aprendido a respirar, libero mi estrés… todo son ventajas!.



Parece que está de moda el yoga, y no es solo un ejercicio físico, también es un estilo de vida para mucha gente.

Nunca he sido deportista, bueno, de pequeña hacía gimnasia rítmica, incluso estuve federada, pero lo dejé en la adolescencia, y a partir de entonces dejé el deporte totalmente aparcado. Los estudios, trabajo e hijos, hicieron que no tuviera ningún tipo de interés en poner en movimiento mi cuerpo, más bien todo lo contrario.

Pero este principio de curso, me propuse hacer yoga. Siempre me había llamado la atención, y por lo que me había comentado una amiga, venía muy bien para liberar el estrés.

Busqué un gimnasio cerca de mi casa, con buen horario y muy buen precio. Dos días a la semana. Comencé las clases sin tener ni idea, y  gracias a que di con un grupo que estaba como yo, nivel cero patatero.

Pasamos por varios profesores, y cada uno nos aportaba algo diferente, porque el mundo del yoga es muy amplio. Al final estamos con una profesora fenomenal, con la que hemos conectado todos muy bien, y que nos hace sudar, pero luego nos regala unos ratos de relax y meditación impresionantes.

Voy muy contenta, con ganas de aprender y superarme. Mientras estoy allí me digo a mi misma “qué a gusto estoy!!”. Hacía tiempo que no hacía una actividad con tantas ganas.

El grupo que estamos, vamos tan contentos, que le hemos propuesto a la profesora hacer un día más. Amigos, esto crea adicción!.

Mi familia me lo nota, me ve más contenta y relajada. Todas las cosas buenas las proyectamos a los demás y mis peques lo notan. Este ratito que he sacado para mi, solo para mi, me ha venido fenomenal, Os lo recomiendo, haced algo que os guste, sacar tiempo para vosotras.

Os voy a explicar un poco el tipo de yoga que hago y otros que hay para las distintas edades e intereses. He sacado información de Yogaye.com, Yogateca y de Mercado Libre.

Beneficios del yoga

Mejora tu flexibilidad: Durante una sesión de yoga se realizan varias posturas conocidas como asanas, y la flexibilidad es clave para poder realizarlas correctamente. Con el yoga estirarás todos los músculos del cuerpo, volviéndote cada vez más elástico.

Mejora tu postura
: los asanas, aparte de flexibilidad, nos otorgan una mejor postura. Tanto es así que el yoga se ha convertido en un tratamiento eficaz para el dolor de espalda crónico producido por una mala postura.
cow-face-with-eagle-arms-forhips
Aumenta la concentración: uno de los principales beneficios del yoga es el aumento de la claridad mental, una virtud clave a la hora de concentrarse. Es más: un estudio realizado por la Universidad de California reveló que la práctica frecuente de yoga tiene beneficios aún mayores para la memoria y otras funciones cognitivas que el Sudoku y otros ejercicios para la memoria. Según sus resultados, el yoga fortalece el cerebro, estimula el bienestar emocional y la flexibilidad psíquica y mejora la armonía entre los dos hemisferios.

Ayuda a perder peso: aún en las variantes menos intensas, el yoga ayuda a cuidar el peso porque hace que seas más consciente de tu cuerpo y de su cuidado, algo que te encamina hacia una dieta más sana. Además, algunas posturas mejoran el tránsito intestinal.

Mejora tu descanso: hay posturas de yoga que ayudan a dormir mejor, como Balasana o Savasana, que se usa para eliminar las preocupaciones del día.

Aumenta tu paz interior: es lo que buscan muchas personas que empiezan a practicar yoga y es un beneficio que llega con la práctica frecuente. El yoga mejora el control emocional, permitiendo alcanzar un estado de bienestar y armonía.

A-Brief-History-of-Yoga

Mejora la respiración: una de las claves del yoga es la respiración. Aunque suene raro, la mayoría  respiramos mal (a través de la boca en vez de por la nariz). Al respirar correctamente, logramos un mejor transporte de oxígeno en la sangre, entre otros beneficios.

Elimina el estrés: practicar unos minutos de yoga antes de irse a la cama es una buena forma para liberarse de la tensión acumulada durante todo el día.

Mejora la vida sexual: diversos estudios han mostrado que el yoga puede mejorar el deseo y la satisfacción sexual tanto en mujeres como en hombres. La explicación está en la mayor afluencia de sangre a la zona genital.

Yo practico Hatha yoga, cualquier persona puede hacer Hatha Yoga porque su práctica se dirige hacia la relajación y reducción del estrés. No tiene que preocuparte por no ser lo suficientemente flexible o si serás capaz de mantenerse el ritmo de la clase.

Las clases de Hatha Yoga cubren los fundamentos de esta antigua tradición India; así que aprenderás a respirar correctamente y a centrar tu atención en despejar el desorden mental mientras haces varias posturas de Hatha Yoga.

El hatha tradicional incorpora posturas para incrementar la flexibilidad y fortaleza, ejercicios de respiración (pranayama), limpiezas, cierres energéticos (bandhas) y posturas de manos (mudras) para dirigir y potenciar la energía vital (prana) en el cuerpo.

Posturas de yoga

Las posturas de yoga, llamadas asanas, son ejercicios de yoga que unen el cuerpo con la mente. Hay algunas muy sencillas, accesibles para todo el mundo, y otras a las que se llega con mucha práctica. Muchas ya forman parte de la jerga popular, como la postura del guerrero, el árbol, la cobra, el saludo al sol y el águila, entre otras.

Lo importante es saber que las asanas no consisten en imitar una postura de yoga determinada, sino en conseguir el equilibrio y la concentración en ese punto, con una respiración adecuada.


posturas-de-yoga-640x503

Os animo a practicarlo. ¿Alguna “yogadicta” en la sala?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar! ♥Gracias♥

Post antiguo Home